Éstas sólo son algunas de las propuestas que te hago pero que no te preocupes porque puedo adaptar mis rutas a tus necesidades sin ningún problema.

El viejo Madrid

Explorar Madrid andando es la mejor manera de aprender más sobre la ciudad. A pesar de que la capital vaya expandiéndose constantemente con modernos barrios residenciales, el centro de su vida sigue siendo la parte más antigua. Este recorrido nos llevará a conocer los monumentos esenciales del viejo Madrid, aquellos lugares que, como Sol, la Plaza Mayor, el Palacio Real y la Plaza de España, nos cuentan el gran pasado de la capital española.

Las plazas de Madrid

Las plazas de una ciudad nos permiten descubrir muchos de sus aspectos sociales y culturales, y en el caso de Madrid nos muestran la gran cultura del café que se ha desarrollado a lo largo de los últimos siglos. Plaza de Santa Ana nos cuenta la gran literatura de Cervantes y Lope de Vega, Plaza Lavapiés la multiculturalidad del barrio, Plaza de la Villa el pasado árabe de la ciudad y la Plaza de Oriente el esplendor de la corte real.

Madrid hacia la contemporaneidad

El desarrollo de Madrid en el siglo XVIII preparó el escenario para la expansión y la urbanización del norte del centro de la ciudad. Esta ruta comienza justo al lado del Museo del Prado, cuyo edificio guarda la historia del arte en España. Subiremos hasta la Plaza de Cibeles, que es, sin duda, la plaza que mejor encarna el esplendor del siglo XVIII. De aquí entraremos a la Gran Vía, la majestuosa avenida que desde 1911 divide el corazón moderno de la ciudad, para concluir en la plaza de Callao, en pleno centro.

El Barrio de las Letras

La zona este del centro es conocida como el Barrio de las Letras o barrio del Siglo de Oro, porque en la que fue una zona periférica en el siglo XVI se concentran las casas de algunos de los más famosos exponentes del Siglo de Oro (siglo XVII), como Cervantes, Tirso de Molina y Lope de Vega. Hoy en día el barrio vive un momento de gran vida social y cultural, gracias a la presencia de muchos edificios históricos que aquí se han mantenido y los muchos cafés que se han abierto en las últimas décadas.